lunes, 18 de abril de 2011

12 años de DVD y casi 5 de Blu-ray. Reflexiones



Parece que fue ayer cuando llegaba el formato DVD a España, fue allá por abril de 1999. Recuerdo que para aquellas fechas, me encontraba enfrascado en la elaboración de una nueva revista, DVD ACTUALIDAD (desaparecida (por fin) desde hace varios años), que presentaba su primer número en mayo de 2011. Eran los comicios del DVD y el formato prometía dar mucho que hablar. Y así fue, ya que se trataba de un nuevo producto capaz de dejar en pañales al VHS y al Laser Disc, este último un formato que era a lo máximo que podíamos optar hasta entonces si queríamos ver una película con una calidad aceptable.
El DVD tuvo un despegue brutal y en poco tiempo se metió en las casas de prácticamente todo el mundo. Pasaron los años y cada vez había más títulos en el mercado. Luego a alguna distribuidora le dio por tirar los precios y entonces se montó el pollo, ya que otras distribuidoras que habían estado cobrando unos 25€ por sus títulos se vieron en la obligación de reducir a la mitad el precio de los mismos. Como consecuencia, los ingresos bajaron y algunos que se habían estado forrando durante unos tres o cuatro años vieron como sus sueldos y comisiones se reducían considerablemente.
Fue entonces cuando llegó la crisis del DVD y cuando muchos responsables de departamentos relacionados con dicho formato se fueron a la calle. Otros, más listos, se largaron antes de que "les pillara el toro".
Entonces llegó el Blu-ray, casi un año antes en Estados Unidos y Japón que en España. En nuestro país la fecha elegida fue diciembre de 2006.
Lamentablemente, por esas fechas también apareció el HD-DVD, un formato que prometía mucho, pero viendo quien estaba detrás (Toshiba, una empresa que inspiraba poca confianza por su imagen de marca en el sector audiovisual), se avecinaba un estrepitoso castañazo. Y así fue, porque un año después de su aparición, Toshiba anunciaba que dejaba de fabricar reproductores HD-DVD dejando colgados a todos los aficionados que apostaron por este formato.
Las compañía que apoyaban el HD-DVD (Warner, Paramount y Universal, entre otras) dejaron de editar títulos y se pasaron al Blu-ray, aunque hay que decir que algunas de ellas editaban sus títulos en ambos formatos (caso de Warner), HD-DVD y Blu-ray.
Personalmente, he de confesar que me alegré de que Toshiba se retirara de una guerra de formatos que estaba perdida desde que empezó.
La cosa estaba clara: ¿qué formato iba a vencer? El que tuviera más títulos disponibles, y ese era el Blu-ray Disc, pues las grandes apostaron por él desde su aparición, caso de Fox, Disney, Warner y Sony, principal promotora del mismo.
Así, han pasado ya casi 5 años desde la aparición del Blu-ray en España y hay que decir que el impacto de dicho formato no tiene nada que ver con el que produjo el DVD en su día.
Se han juntado varios factores: la crisis, las descargas ilegales, el alto precio de los títulos BD y el que la gente esté harta de que le tomen el pelo. Este último factor es más importante de lo que parece, pues el aficionado ya está cansado de que aparezca un formato y luego y otro...
Además, las compañías de hard y soft metieron la pata al lanzar el Blu-ray por no ponerse de acuerdo en temas de funcionalidad de los reproductores, estándars sonoros de los títulos Blu-ray, conectividad por internet, tipo de HDMI, conexionado, etc., etc.
Todo esto ha hecho que muchos aficionados se lo piensen una y otra vez a la hora de adquirir un lector Blu-ray y empezar a sustituir su colección de discos DVD por discos Blu-ray.
Si a todo lo dicho le sumamos la llegada del 3D, la cosa se pone más peliaguda, pues resulta que un equipo de BD, TV y amplificación de hace dos años prácticamente se ha quedado obsoleto si queremos reproducir títulos Blu-ray 3D.
En consecuencia, solo queda echarle la culpa a los que realmente la tienen, las empresas encargadas de fabricar equipos para la reproducción y visionado de películas en formato Blu-ray y, cómo no, a las distribuidoras de títulos BD, pues con los precios que le ponen a sus lanzamientos resulta difícil que en los tempos que corren alguien se decida a cambiar su DVD por un Blu-ray.
El tema en cuestión da para mucho más, pero de ese y de otros ya iré hablando en próximos días.

9 comentarios:

JairoBPerez dijo...

La verdad es que tiene toda la razon, para el aficionado a ver peliculas y punto no va ver ventaja ninguna en comprarse un lector Blu-Ray, y si lo hace no le sacará partido pues se dara cuenta de que el precio de una pelicula en BD es muy superior al de un DVD, ya sin entrar en el tema del 3D.
Aunque también creo que ayuda mucho el escaso conocimiento de este formato por parte de los usuarios, que siguen pensando que no hay apenas diferencia entre una película en DVD a una en Blu-Ray. El ejemplo claro me paso este sabado pasado cuando mi novia me dijo "cojes el dinero para ir comprar un BD" y un amigo que estaba con nosotros dijo "y luego no te vale descargarla de internet, que es lo mismo". Entonces sugerí a mi amigo que entrara en mi salita de estar donde tengo mi peor equipo para ver Blu-Ray, pues en un piso no se le puede poner tampoco mucho volumen por ejemplo y es de lo mas sencillo (para poneros un ejemplo de la normalita calidad del mismo decir que tengo un sistema de altavoces T305 de Kef y una pantalla PDP-6090H de Pioneer) y creyo que era un milagro la calidad de imagen y sonido que sentía. Por eso pido que la gente se informe bien antes de dar un "tonto" rumor como algo ya cierto.

Juan Manuel dijo...

Lamentablemente las descargas ilegales y las legales van a acabar con las ediciones en formato físico. Digo lamentablemente para todos los coleccionistas entre los que me incluyo que disfrutamos de algunas, contadas últimamente, ediciones de coleccionista de algunos títulos en Blu-ray. Algunas de estas ediciones no se vuelven a reeditar como la de el Mago de Oz, Lo que el viento se llevó, etc, que incluian además de la película, libros y fotografias impresas etc. Luego están las ediciones de coleccionista taradas que venden de Se7en sin 5.1 en español, Sonrisas y Lágrimas con un disco de extras sin subtítulos en español, El exorcista con un solo disco mientras que en muchos paises se lanza con uno adicional con la versión estrenada en cines. En fin, que a los coleccionistas no se nos cuida todo lo que se deberia. Al Blu-ray lo veo dentro de 15 años como al vinilo ahora: piezas de coleccionista.

ALTA DEFINICIÓN HTM dijo...

Juan Manuel, gracias por tu comentario. Curiosamente los títulos a los que haces referencia son del sello Warner en su mayoría, excepto Sonrisas... que es de Fox.
Personalmente no estoy a favor de las descargas ilegales, pero hay que reconocer que a la gente no se le puede tomar el pelo. Es por eso que algunos prefieren no pagar por chapuzas y descargárselas gratis. Mal hecho, la verdad, pero a veces hasta justificable. Tanto en Warner como en Fox no se supervisa el producto antes de que salga a la venta (te lo digo con conocimiento de causa) por ahorrarse unos euros y ahí tienes el resultado.

ALTA DEFINICIÓN HTM dijo...

JairoBPerez, tienes mucha razón, las diferencias entre un Blu-ray y un DVD son abismales, especialmente si se dispone de un buen equipo AV.

JairoBPerez dijo...

Juan Manuel, tienes toda la razón, sobre todo con Se7en. Yo tengo la suerte de tener la mayoría de mis películas en zona A, ediciones editadas en USA, y de imagen imagino que será la misma calidad pero la pista de sonido en ingles, es una de las mas agresivas y consistentes que he oído (especialmente comparada con otras de los '90). Todos los canales están en un constante trabajo creando un gran clímax, y para las personas que les gusta que retiemble todo, las frecuencias bajas (por ejemplo en a escena de los helicópteros y la música de fondo)son de impresión. Aquí si que hicieron un gran trabajo.
Si te interesa la edición, tiene subtitulos en castellano.

ALTA DEFINICIÓN HTM dijo...

JairoBPerez, nuestra edición de Se7en de Zona B también cuenta con audio 7.1 y es idéntica en contenidos a la de USA.
Écale un vistazo a nuestro análisis: http://www.altadefinicionhd.com/blu-ray-analizados-1080p/peliculas-novedades/lista-titulos-analizados/309-se7en-blu-ray

JairoBPerez dijo...

Perdone y perdonen, no me di cuenta. Lo siento mucho.

Trepamuros dijo...

Warner es, sin duda, una de las peores, si no la peor, distribuidora de España. No sólo saca ediciones de verguenza, es que tratan a los clientes, es decir, nosotros, como mierda. Yo todavía espero, y sé de sobra que jamás las veré, las pelis que solicité por puntos de compra en Warner Home Cinema. De todas, sólo me llegó El Último Samurái y La Isla, ambas mucho más allá, pero que mucho más allá, de los 3 meses que ponen de máximo para recibirlas. Luego un día me apareció El Último Samuráis en DVD, formato en el que jamás la pedí. Y ya de último, los códigos de las últimas pelis que he comprado, no me funcionan para el canjeo. Me dice que están repetidas. Envío el código escaneado y el ticket escaneado, pero no recibo respuesta alguna, igualito que con el tema de las pelis. Los siento, pero con este nivel de profesionalidad, Warner debería hundirse en la miseria.

En otro orden de cosas, yo llegué a tener más de 600 películas en DVD. Luego me regalaron hace un par de años un reproductor Bluray y desde entonces he estado reiniciando colección, algunas que ya tenía y, por regla general, novedades. Eso sí, siempre buscando lo más barato, incluso esperando a que aparezcan en algún Daily Price (que ahora mismo ya tiene casi todos los Blurays a 11.95 y ninguno pasa de 18 euros). De la colección en DVD, pues en el último año he ido vendiendo, pero no porque quisiera sustituir un formato por otro, que también, sino por necesidad. Obviamente no hubiese vendido la mitad de las pelis sin tenerlas primero en Bluray en cirscunstancias normales. En fin, que me ha dado mucha pena, más sabiendo lo devaluado que está el DVD y la miseria que te dan en sitios como Daily Price por cada una (para comprar de puta madre, pero para vender... evitarlo en lo posible). Venderlas directamente a interesados está difícil, casi nadie compra porque se han pasado al formato en alta definición o, sencillamente, la crisis no les permite darse el lujo. En fin.

Personalmente el 3D no me llama en absoluto. He visto un par de pelis en el cine de esta manera, por suerte de las que realemnte lo aprovechan medianamente bien, pero de resto sigo viéndolas en 2D. Aunque los precios fuesen baratísimos, seguiría viéndolas como siempre. Así que los formatos domésticos poco me interesan. Me quedo ya, definitivamente, con el Bluray. Y si desaparece, pues me tendré que joder, pero está claro que no seguiré cambiando de formato cada X años. Estoy, como casi todos, cansado de tanta tomadura de pelo.

Un saludo.

lemmydee dijo...

En este asunto sucede como en la recuperación del tejido productivo del país. Si a los que más empleo crean, los sufridos autónomos, les facilitas ayudas para montar pequeñas y medianas empresas la crisis sería menor, lo tengo por seguro. ¿Quién en su sano juicio y con una economía en estancamiento lamentable se gasta 20 eurazos, cuando no más, en un BD? Yo no, desde luego y confieso que me lo puedo permitir. Parece que la industria debería replantearse este asunto con seriedad y sangre fría o el BD se va a ir a freír espárragos más pronto que tarde y sería una pena porque, al igual que ocurre con el SACD en audio, es un formato que bien utilizado nos hace disfrutar a los exigentes y los que lo son menos.