sábado, 9 de junio de 2012

La nube nos acecha

Desde hace tempo se habla de que el mundo del entretenimiento va a cambiar. Productoras y empresas varias se empeñan en que los usuarios vean las películas descargándolas de páginas web, previo pago, por supuesto. De hecho, ya hay muchas empresas en la red dedicadas a este negocio.
Sin embargo, muchos nos negamos a que lo virtual invada nuestros hogares, al menos en lo que al tema del Cine en Casa se refiere.
Pese a que se intente convencer a la gente de que cada vez se coleccionan menos películas, la realidad es lo contrario: cada vez hay cada vez más aficionados que optan por comprar sus películas, series, conciertos, etc., en formatos físicos. De ese modo, pueden visionarlas las veces que quieran y cada vez que les apetezca. ¿Qué sentido tiene pagar 16€ por la descarga de una película en "HD" para que ésta se almacene en un disco duro que cualquier día puede estropearse? Tal y como están los precios de los Blu-ray's actualmente, sale mucho más económico comprarla.
Además, si entramos en detalles sobre temas de calidad, no es comparable la imagen y el sonido de una película descargada en una página web destinada a la venta de material HD con la que ofrece un soporte físico como un Blu-ray.
Está claro que los fabricantes nos quieren imponer sus reglas para obligarnos a hacer lo que a ellos les reporta más beneficio. Así, los formatos virtuales de descarga les vienen como anillo al dedo, ya que se ahorran muchísimo dinero en costes de fabricación, almacenaje, distribución, etc.
Me gusta coleccionar películas, series, conciertos, documentales... en formato físico, y el Blu-ray es la mejor opción, al menos hasta la fecha.

1 comentario:

Hector D. dijo...

Yo antes de la llegada de la HD, solía comprar DVDs de aquellas películas que me gustaban mucho, y antes de eso, los VHS. Pero cuando llegó el BR y sus prohibitivos precios (me refiero al poco de aparecer) me di cuenta de que había algo que no era justo. En su momento me compré el VHS, después la misma película en DVD, y ahora, si la quiero con mejor calidad, la tengo que comprar en BR y volver a pagar por tercera vez algo que realmente ya pagué la primera vez, ya que, hay que reconocer, que lo que se paga con respecto al medio es la menor parte del importe.

La llegada de la nube posibilita el ir más allá de poder bajarte la película, y tal como tu dices, que se te pueda romper el disco donde la has almacenado.

La llegada de la nube debería de implicar el que tu pagas una vez por el derecho de ver de manera privada una película determinada, y que ese derecho no muera en el momento en que la descargues, sino que permanezca a lo largo del tiempo cuando salga en mejores formatos.

Yo no me he comprado un solo BR porque desde el principio, cuando intentaron poner tantas trabas para evitar la piratería que solo consiguieron encarecer el producto y los medios para reproducirlo, me di cuenta de que la tendencia no sería esa. Ya tenia un mueble dedicado a mi colección de DVDs, que anteriormente estuvo con mi colección de VHSs, y ahora, ¿se me planteaba volver a ir renovando mi colección?

No, yo dije basta ya de pagar por lo mismo otra vez.

Encontré de donde bajarme películas en HD con muy buena calidad. Me compré un proyector en HD para disfrutar de las películas a lo grande. Me compré discos duros externos y empece de nuevo mi colección. Y disfruto de un par de películas a la semana con calidad de imagen y de sonido, en parte gracias al BR, ya que es de ahí de donde se sacan, a pesar de tantos esfuerzos por impedir su piratería.

Mi única pega, es que me gustaría que las distribuidoras tuvieran la opción de poder pagar sólo por el derecho a ver una película, no por todo lo que conlleva la distribución de un medio físico.

Yo no tendría ningún problema en pagar unos euros por poder disfrutar de una película en mi casa y con calidad, y de esa manera contribuir al esfuerzo que han hecho los que han producido y protagonizado esa película, pero no quiero estar pagando por toda la cadena de distribución del medio físico que yo no quiero ni deseo.

Es una pena que esto no sea una realidad, puesto que pienso que hay mucha gente que opina de manera similar a la mía, y que aunque ahora se dedique a bajar películas sin pagar un duro, no tendrían problema en pagar siempre que fuera una cantidad adecuada a lo que estamos recibiendo.

Aunque también, hay que reconocer, que hay películas que después de verlas me arrepentiría de pagarlas, al igual que habrá películas, por las que pagaría un poco más si me hubieran gustado.

Así también tendrían una buena métrica del éxito de una película... :)